Ir directamente al contenido
La fiesta de la cosecha

La fiesta de la cosecha

De todas las etapas que implica la producción de vino, desde la plantación de las vides hasta el embotellado, la vendimia es la más festiva. Además de celebrar el éxito de la cosecha y la recolección de la uva, se realiza una gran fiesta en torno al vino y a todo lo que envuelve a este universo.

En el hemisferio sur, la vendimia tiene lugar entre enero (principalmente para las uvas espumosas) y marzo, pero puede prolongarse hasta abril en las regiones más frías de Brasil, como las montañas de Santa Catarina, o los terruños chilenos.

El momento exacto de la vendimia vendrá defi nido, sin embargo, por el momento en que la fruta alcance la madurez, con buena acidez y concentración de azúcares.

No es solo una etapa más del proceso de elaboración del vino, la llamada “fiesta de la uva” es un momento de gran alegría en las bodegas, que ofrecen una serie de actividades y programas especiales a los visitantes, como la posibilidad de participar en la vendimia y el pisado de la uva, evocando antiguas tradiciones italianas; la posibilidad de elaborar tu propio vino; almuerzos y cenas majestuosas, y diferentes visitas y degustaciones.

A continuación, te compartimos los principales eventos de la cosecha de 2023 que se realizarán en los principales países productores de Sudamérica.

Ruta de la cosecha

Brasil

La región de Vale dos Vinhedos es el epicentro de las fiestas de la uva en Brasil, con varias bodegas que preparan visitas especiales para la ocasión, la mayoría de ellas con experiencias de vendimia y pisado. La ciudad de Bento Gonçalves concentra la mayor parte de las fi estas, con un programa que incluye espectáculos, comidas típicas e desfile temático de carrozas. Consulta la programación en www.valedosvinhedos.com.br.

Con sus viñedos cargados de uvas, la Bodega Cristofoli ha creado dos experiencias para los aficionados al vino, la naturaleza y la gastronomía.

El Entardecer de Vindima ($ 1,450 pesos por persona; reservas: www.vinhoscristofoli.com.br) comienza en el crepúsculo con una copa de bienvenida en el jardín de la finca y continúa con una visita a la bodega, un paseo en tractor, pisado de uvas al atardecer, un extenso brunch noctur no en el viñedo (donde hay una terraza con vista panorámica) con música en directo y muchas degustaciones, siempre guiadas por miembros de la familia Cristofoli.

Por otro lado, el programa Edredom nos Parreirais ($ 730 pesos por persona) es un encantador picnic, celebrado en privado en medio del viñedo, con una selección de cocina regional maridada con vinos espumosos Cristofoli. Sin fecha aún fijada para 2023, la bodega ofrece también el tradicional pisado de la uva.

Para una experiencia que escape de lo obvio, el Miolo Wine Garden, uno de los puntos destacados de Vale dos Vinhedos, prepara un gran lanza miento para la cosecha de 2023. Hay dos cabañas, que se pueden alquilar por periodos, para que los grupos o las familias puedan disfrutar del Jardín del Vino y de todo el programa con más intimidad y comodidad.

Las cabañas Refúgio dos Lírios y Refúgio dos Quero-queros (R$ 890 por cabaña, incluye una botella de vino o espumoso y una tabla de embutidos y charcutería) tienen capacidad para cuatro personas en medio de la exuberante naturaleza de la bodega.

También como parte de las festividades de la vendimia, habrá una zona de juegos para niños, el lanzamiento de la caja Wine Garden, repleta de entremeses, así como experiencias exclusivas, como la Cata Millésime y la Cata Cuvée (reservas: www.miolo.com.br).

Para disfrutar del programa, vale la pena alojarte en un buen hotel en la región, como el Hotel & Spa do Vinho (tarifas a partir de 3,350 pesos; reservas: www.spadovinho.com.br), a 15 minutos del centro de Bento Gonçalves y, por supuesto, tiene el vino como tema principal.

Otra opción de alojamiento es la posada de la bodega Don Giovanni (www.dongiovanni.com.br), situada en una mansión de 1930 dentro de la propiedad, en Pinto Bandeira, región que acaba de recibir la segunda Denominación de Origen de Brasil.

La bodega también ofrece dos opciones para disfrutar de la vendimia, la All Day Vindima, que incluye visita a los viñedos, degustación en la bodega y en la cava, y almuerzo (a partir de $ 1,600 pesos por persona) y la All Night Vindima, que incluye visita a los viñedos, brindis al atardecer, degustación y cena (a partir de $ 1,450 pesos por persona).

Uruguay

Cuando la uva alcanza su máximo esplendor en los viñedos uruguayos, las bodegas del país abren sus puertas para recibir a los visitantes y compartir lo mejor de su cosecha. Armados con tijeras y una cesta, los turistas reciben instrucciones sobre el corte correcto del racimo y pueden interactuar en el proceso de elaboración artesanal del vino.

La ciudad de Carmelo concentra varias bodegas con diferentes propuestas de programas, que incluyen cenas bajo las estrellas en medio de los viñedos, catas y vendimias nocturnas, con pisadas a la luz de la luna. Uno de los más tradicionales, Cerros de San Juan ofrece programas privados (www.bodegaloscerrosdesanjuan.com).

Para un programa completo y muy entretenido, Viñedos y Olivares del Quintón (información: www.vyodelquinton.com) ofrece una visita al centro histórico, un paseo por las plantaciones para observar el desarrollo de las vides y los olivos en un recorrido de unas 3 horas de duración.

Otras experiencias en la misma bodega incluyen picnic, paseo en bicicleta y deliciosos almuerzos. Otra región célebre y la mayor productora de Uruguay, Canelones también concentra varias fiestas, como la del Castillo Viejo (www.castilloviejo.com), que ofrece asistencia de un enólogo, almuerzo, degustación de vinos y música en directo.

En la bodega Pizzorno (www.pizzornowines.com), el pisado de la uva tiene lugar los sábados y termina con un almuerzo maridado con los vinos de la casa.

Argentina

Durante la temporada de vendimia, Mendoza se transforma para recibir un megaevento que involucra a la mayoría de las bodegas de la región y cuenta con varias atracciones. La Fiesta Nacional de la Vendimia (información y entradas: www.vendimia.mendoza.gov.ar) se celebra cada año en la primera semana de marzo desde 1936, y ya tiene fecha para 2023: entre el 2 y el 6.

Las fiestas son de proporciones colosales y atraen a miles de visitantes a la ciudad para celebrar “el vino nuevo”.

La fiesta se desarrolla en cuatro etapas: la Bendición de los Frutos (espectáculo con artistas locales para dar gracias por la cosecha), el Camino Blanco de las Reinas (desfile con carrozas), el Carrusel (tradicional procesión de coches oficiales) y el Acto Central (gran espectáculo de clausura en el Teatro Griego Frank Romero Day).

Hay espectáculos musicales, festivales gastronómicos y, por supuesto, mucho vino, con la presencia de las principales bodegas de la zona. Para participar, debes elegir un hotel en la propia ciudad, que cuenta con atractivas opciones, como es el caso del Park Hyatt Mendoza (www.hyatt.com), uno de los más tradicionales y completos.

Chile

Entre los meses de marzo y abril, Chile se regocija para celebrar los fértiles valles de las distintas regiones vinícolas. Más que nada, es un momento de unidad entre los trabajadores del vino por lograr una nueva cosecha. También es la única época en la que está permitido pasear por las calles de las ciudades vinícolas con una copa de vino en la mano.

Los numerosos festivales que se celebran en las principales regiones del país aún no han anunciado sus fechas, por lo que conviene estar atento a la información que logre publicarse.

En Santiago, la Vendimia Fest volvió a celebrarse en 2022, a finales de abril. El evento, que ocupó dos cuadras de la Avenida Italia, reunió a más de 40 stands de productores, con venta de vinos, degustaciones, pisado de uvas y mucha música en vivo. Al cierre de esta edición aún no se habían anunciado las fechas para 2023.

En la región meridional de Chile, en Chillán, la vendimia se celebra con mucho baile, música y el tradicional pisado de la uva. La vendimia en la Isla del Maipo, a unos 50 km de Santiago, ofrece cocina típica, música en vivo y tiene capacidad para unas 25,000 personas, donde puedes realizar degustaciones, y participar de una misa huasa al estilo chileno. Bodegas como Tarapacá (www.tarapaca.cl) y Santa Ema (www.santaema.cl) tienen programas previstos para la ocasión.

En el valle de Colchaga, una de las principales zonas productoras del país, se celebran ferias de artesanía, presentaciones de bailes típicos y visitas especiales a las bodegas de la región, como la del gigante Montes
(www.monteswines.com). También hay una fiesta tradicional, que se celebra la primera semana de abril, en la plaza de Santa Cruz, la principal de la ciudad.

Para encerrar nuestro brindis por la vendimia chilena, vale la pena visitar la pequeña Casablanca, a sólo una hora en coche de la capital. Ahí, Casablancaoff (@casablancaoff), una asociación de pequeños productores de la región, organiza la #Chaovendima, una especie de despedida de la cosecha del año.

El festival, que se celebra el último sábado de abril, promueve degustaciones acompañadas de comida típica.

También te puede interesar