Ir directamente al contenido
La fiesta de los muertos: colores y mucha tradición

La fiesta de los muertos: colores y mucha tradición

Si hay algo que caracteriza a los mexicanos es su cultura y la gran variedad de tradiciones, y el Día de Muertos sobresale por la mística fusión entre la religión católica y las costumbres prehispánicas.

México es un país polícromo, sonoro, lleno de rincones olfativos y sensoriales; y en el mes de noviembre parece ser la culminación absoluta de lo que representa su origen mestizo, debido a que no abandona del todo sus raíces indígenas; y que al mismo tiempo toma elementos católicos para crear un sincretismo muy especial que puede apreciarse de norte a sur en el país.

Esta festividad se lleva a cabo todos los años durante los días 1 y 2 de noviembre y se divide en dos categorías de acuerdo con la inŦuencia de la reliæión católica, de esta forma el 1 de noviembre corresponde a “Todos los Santos”, pero también es conocido como el Día de los Muertos Chiquitos, es decir, “los niños difuntos”.

El día 2 de noviembre es dedicado a los “Fieles Difuntos”, y se honra a los adultos. Pero a diferencia de otras culturas, la muerte se celebra con la vida, por eso en ese día se preparan los alimentos que más gustaban al fallecido, se prenden velas y por supuesto se brinda por ellos.

¿Dónde vivir un día de muertos tradicional en México?

  • Pátzcuaro, Michoacán

Uno de los sitios más emblemáticos para visitar en el Día de Muertos es Pátzcuaro, Michoacán y es considerado un Pueblo Mágico, donde se ha logrado combinar tradición, cultura buena comida y bellezas naturales. Su magnificencia se debe a que los antiguos pobladores de la zona encontraron en este lugar un sitio donde el laæo, la montaña y el firmamento se unen a trasé la “puerta del cielo” o patzcuarhu, en lengua purépecha.

Uno de los principales atractivos es La Isla de Janitzio, la más poblada del lago de Pátzcuaro. a la que se tiene acceso mediante barcas que parten de los muelles San Pedrito, General y Las Garzas. El recorrido de ida o vuelta dura aproximadamente 25 minutos, teniendo salidas las 24 horas del día en la celebración de Día de Muertos.

  • Xantolo, Huasteca Potosina

Xantolo es otra fiesta del Día de Muertos que debes experimentar. La palabra Xantolo se deriva del latín “sanctorum”: la fiesta de todos los santos de la iglesia católica, e introducida al náhuatl por los Teenek, el pueblo de los Huastecos. Se lleva a cabo en la Huasteca Potosina, exactamente en los municipios de Axtla de Terrazas, San Vicente Tancuayalab, Xilitla, Tanquián de Escobedo, Tampamolón y San Martín Chalchicuautla.

Según la tradición, entre el 31 de octubre y el 2 de noviembre se abren los puentes entre “el más allá” y el mundo terrenal, para poder convivir con los difuntos.

Recomendación: Si ya estás en San Luis Potosí y piensas quedarte un par de días en la capital, que es lo más recomendable, dado que la Huasteca está a unas 4 hrs. o 5 hrs. de distancia de la ciudad, te sugerimos que visites una bodega vitivinícola que ha ganado renombre por la producción de vinos premiados en concursos nacionales e internacionales, nos referimos a Pozo de Luna.

Los recorridos en Pozo de Luna se llevan a cabo a partir de las 11 am y tienen una duración de 2 hrs.

Podrás por $390 pesos:

• Recorrer el viñedo
• Recorrer la bodega
• Catar 2 vinos (blanco y tinto)
• Obtener copa de Pozo de Luna

Para más información visita: www.pozodeluna.mx

  • San Andrés Míxquic, Ciudad de México

Para quien desea vivir una experiencia inolvidable sin salir de la Ciudad de México, existe un pueblo muy especial, en el que además de vivir la magia de las fiestas, sentirás un ambiente inigualable.

Ubicado en la Alcaldía de Tláhuac, San Andrés Mixquic, que en náhuatl significa “lugar de quien cuida el agua”, ofrece una ventana a una de las tradiciones más queridas, las ofrendas, que durante las festividades hacen que las casas, calles y cementerios de la región se llenen velas y flores. Además del atractivo visual, es común escuchar música de mariachis.

Se realizan concursos de calaveras de cartón, y existe un corteþo fúnebre escenificado, donde la viuda lanza frases picarescas a la gente por la pérdida de su esposo. Si te animas a ir, te recomendamos llegar temprano ya que las festividades inician al ponerse el sol.

  • San Marcos, Aguascalientes

¿Sabías que el creador de la “Calavera Garbancera” era oriundo de Aguascalientes?

Sí, José Guadalupe Posada, quien plasmó por primera vez en un lienzo a la que después Diego Rivera llamaría “Catrina”, era hidrocálido, y es por esta razón, que el Día de Muertos en Aguascalientes es un espectáculo con calaveras por doquier.

Visitar Aguascalientes en estas fechas, es poder degustar de un delicioso pan de muerto, y conocer productores artesanales de la región. Lo mejor de todo es asistir al tradicional Desfile de Calaleras, con carros alegóricos y muchas “huesudas” de todos tamaños y colores.

La ruta del vino

En el estado existe una ruta del vino, que incluye 18 vinícolas y viñedos abiertos al público, rutadelvinoaguascalientes.com.mx), y que en poco tiempo ha ganado terreno en el escenario vinícola mexicano.

Entre los lugares a visitar te recomendamos dar un paseo por la Bodega Origen, establecida en un antiguo
almacén duraznero, y rodeada por durmientes de la época ferroviaria y un inolvidable pasado industrial
de la zona.

En ella se mezcla la historia de la tierra con invenciones posmodernas para hacer vino, dejando de lado el uso exagerado del acero inoxidable, las bombas y los métodos de extracción agresivos. Toda una experiencia para complementar con las calaveras de la época.

Los recorridos se llevan a cabo de jueves a domingo, duran 2 horas e incluyen, un paseo por los viñedos,
explicación de la bodega y sala de barricas, y por supuesto una cata de dos vinos.

Se recomienda hacer reserva www.bodegasorigen.com

Hacienda de letras

Hacienda de letras es uno de los principales destinos del enoturismo del estado de Aguascalientes, gracias a sus recorridos por los viñedos y sus diversas variedades de vino. Establecida 1854, y con una tradición de más de 40 años como vinicultores, ofrece a sus visitantes la posibilidad de vivir experiencias a través de diferentes actividades, entre las que se encuentran recorridos por los viñedos, catas, opciones de maridaje, además de tener espacios atractivos para realizar eventos sociales, corporativos, bodas, sesiones de video y fotografía.

Actualmente se producen alrededor de 500 toneladas de uva por año, distribuidas en 18 variedades, en un terreno de 120 hectáreas. El recorrido por la Hacienda tiene una duración de 40 minutos e incluye la explicación de cómo realizar un maridaje aplicando el análisis sensorial y la degustación de 6 vinos distintos. Y como el hambre no perdona, puedes pasar a comer un tentempié en el Restaurante El Greco dentro de la propiedad.

El horario de visitas es de lunes a domingo de las 11:00 a las19:00 horas.

Más información en www.haciendadeletras.com

En WINE estamos seguros de que, si te diste a la tarea de montar un altar en casa, lo complementaste con vino, pero también creemos que no debes esperar solamente a estas fechas para recordar a los que se nos adelantaron. Así que levanta tu copa y otorga un brindis por todos aquellos a los que pronto volveremos a encontrar, por los vivos y los muertos, ¡salud!






También te puede interesar